Follow:
Ser Fotógrafo

Cuándo, cómo y por qué darte de alta como autónomo.

cuando darse de alta como autónomo

Cuando empiezas a cobrar por tu trabajo como fotógrafo, junto a los nervios por estar ganando dinero de tu pasión y la ilusión de estar empezando un camino que te encanta, siempre viene la misma pregunta: ¿debería darme de alta como autónomo? ¿Cuánto tengo que ganar antes de hacerlo? ¿Qué pasa si me pillan sin estar dado de alta? Yo no soy experta en legalidad, pero conozco por encima las obligaciones y deberes legales de los autónomos y llevo un tiempo pensando en escribir un post como éste, que resuma lo que yo sé y lo que creo que a ti te puede interesar saber.

¿CUÁNDO DARTE DE ALTA COMO AUTÓNOMO?

Legalmente hablando, y siendo totalmente estrictos, desde el primer momento en el que pones precio a tus servicios, estás realizando un intercambio económico y debes notificarlo a Hacienda y darte de alta como autónomo. Es obligatorio que estés dado de alta si estás realizando una actividad económica a título lucrativo de forma habitual y directa. Pero, ¿qué se considera habitual?La Ley establece una diferencia entre actividad periódica (que realizas a menudo, aunque no sea tu medio principal de vida) y habitual (que constituye tu medio principal de vida). Por eso, y según esa consideración, podemos establecer dos situaciones:

  • Si la fotografía no es tu principal actividad – Es decir, tienes otro trabajo con el que pagas tus facturas, normalmente por cuenta ajena, y a la vez estás intentando lanzar tu carrera como fotógrafo. En ese caso tus sesiones, si son pocas, pueden ser consideradas actividad periódica y mientras no ganes mucho puedes permitirte no estar dado de alta.
  • Si la fotografía es tu actividad continua y tu principal medio de vida – Es decir, si no tienes otro trabajo con el que mantenerte y sólo te dedicas a la fotografía (aunque no ganes mucho). Puede que estés viviendo de ahorros, del paro o del sueldo de tu pareja, pero el caso es que no tienes un ”trabajo principal” que puedas presentar como actividad principal. En este caso, mientras no ganes más del salario mínimo interprofesional (que en 2016 son 655,20 euros mensuales), en teoría podrías no estar dado de alta.

Ambos casos son suposiciones que, aunque suelen ser válidas, no están recogidas en ninguna ley, por lo que en caso de que seas objeto de una inspección laboral es posible que te sancionen por no estar declarando tu actividad profesional. No obstante, cuando se gana una cantidad de dinero menor que el SMI, es difícil que te inspeccionen porque no llamas la atención de Hacienda. Mi consejo, sin embargo, es que desde el momento en el que empiezas a cobrar por tus fotografías reflejes los impuestos necesarios en tus precios, para estar preparado y poder darte de alta en cuanto te salga rentable pagar la cuota mensual de autónomos. Para mí, poder respirar tranquilo y no estar nervioso por si eres descubierto bien merece hacer un esfuerzo económico. Además, si estás dado de alta puedes deducirte el IVA de tus gastos de empresa, y cuando hablamos de cosas tan caras como el material fotográfico… compensa.

¿CÓMO TE DAS DE ALTA?

Cuando tomas la decisión de darte de alta como autónomo, hay varios pasos que debes dar. Mi recomendación es que contrates una asesoría legal, que llevará por ti no sólo el papeleo más difícil y aburrido, sino también tus pagos de impuestos y demás trámites legales. Seguro que en tu ciudad hay más de una gestoría donde puedes ir a informarte de sus tarifas, y si prefieres una opción online económica, he oído hablar muy bien de Fiscalidad para dummies, una asesoría legal para autónomos que lo tramita todo por Internet. También conozco de oídas Cuéntica, que también funciona como software para que puedas emitir tus facturas e ir al día de los pagos de tus impuestos. Tiene un chat online en horas de oficina para dudas, y sus asesores están a un email de distancia para ayudarte con lo que necesites. Yo no utilizo ninguno de estos servicios, porque mi madre tiene una asesoría laboral y es ella quien se encarga de todos mis asuntos legales (y también quien me ha aconsejado para este post, ¡gracias, mamá!).

Si trabajas con una asesoría laboral o fiscal serán ellos quienes se encargarán de darte de alta como autónomo pero, si prefieres hacerlo tú sólo, éstos son los pasos que debes seguir:

DARTE DE ALTA EN HACIENDA

Para darte de alta en Hacienda debes presentar el Modelo 036 de Alta en el Censo de Actividades Económicas. Si posees una firma electrónica puedes presentarlo online en la Agencia Tributaria.

DARTE DE ALTA EN AUTÓNOMOS (IAE).

También puedes hacerlo online con tu firma electrónica, presentando el Modelo TA-0521.

¿QUÉ OBLIGACIONES TIENES COMO AUTÓNOMO?

Una vez estás dado de alta como autónomo tienes una serie de obligaciones, como los pagos periódicos de tus impuestos y de la cuota mensual de autónomos.

PAGO DE LA CUOTA MENSUAL DE AUTÓNOMOS

Mes a mes debes pagar tu cuota mensual de autónomos, que es fija y no depende de lo que hayas ganado ese mes. La cuota de autónomos representa tu cotización a la seguridad social; es decir: cuanto más pagas, más estás cotizando. De tu cotización dependerá más tarde tu jubilación, y tus bajas de enfermedad o maternidad, por ejemplo (cuanto más cotizas, más cobras en la jubilación o en la baja).  La cuota mínima de autónomos es de 267,04  euros mensuales, que se traducen en una base de cotización de 893,10 euros mensuales, la mínima legal. Según tu edad y tu situación, es posible que al principio tengas una cuota de autónomos más reducida, para ayudarte a arrancar tu negocio, y que vaya aumentando progresivamente hasta llegar a 267,04 euros, pero siempre estarás cotizando por la base mínima. Una vez hayas alcanzado la cuota mínima, podrás aumentarla cuando lo desees si quieres cotizar más a la Seguridad Social, aunque una vez cumplas los 47 años tu base de cotización quedará congelada. Aquí puedes averiguar más sobre las bases de cotización.

PAGO DEL IMPUESTO SOBRE EL VALOR AÑADIDO (IVA)

Otra de tus obligaciones como trabajador autónomo es el pago del IVA que recaudas a tus clientes. Según el servicio que ofrezcas tendrás un IVA u otro. En nuestro caso, la fotografía tiene un IVA del 21%, lo que quiere decir que de cada 100 euros que ingreses, 21 deberás apartarlos para entregarlos al Estado. Por eso es bueno calcular tus precios teniendo en cuenta este impuesto, como te expliqué en este post. El IVA debes pagarlo trimestralmente, en Enero, Abril, Julio y Octubre con el modelo 303. Además, estás obligado a presentar una Declaración – Resumen Anual en enero de cada año utilizando el modelo 390. Te recomiendo que mantengas una cuenta bancaria separada donde ingreses el IVA cada vez que lo cobras de un cliente, de modo que cuando llegue el momento de pagar ya lo tengas apartado y no te lleves sorpresas desagradables.

PAGOS A CUENTA DEL IMPUESTO SOBRE LA RENTA DE LAS PERSONAS FÍSICAS (IRPF).

Trimestralmente, junto al IVA, debes hacer tus pagos a cuenta del IRPF, es decir, ”anticipos” de la Declaración de la Renta que se regulará al final del ejercicio siguiente. Cuando presentes tu Declaración, y según lo que hayas pagado, es posible que el Estado te devuelva una parte de ese dinero. Para los pagos a cuenta del IRPF te recomiendo que reserves también un porcentaje de tus ingresos. Yo reservo el 15%.

¿QUÉ DERECHOS TIENES COMO AUTÓNOMO?

Ser autónomo no es sólo pagos y desventajas: también hay buenas noticias, como la posibilidad de desgravarte el IVA de todos los gastos en los que incurras como empresa. En el caso de los fotógrafos, algunos de esos gastos son: material fotográfico (objetivos, cámaras, flashes…) atrezzo para sesiones (ropa, props…), gasolina de desplazamientos cuando vas a una sesión, facturas de teléfono y de Internet, álbumes, DVDs y demás material para entregas a clientes, contrataciones a otros profesionales (como tu diseñador gráfico o tu desarrollador web)… Es decir, cualquier gasto que hayas hecho en nombre de tu empresa. Además, si trabajas en casa, es posible que una parte del alquiler  y de la factura de la luz puedas desgravártela alegando que utilizas alguna habitación como estudio u oficina.

Pero desde luego los derechos más importantes a los que puedes acceder como trabajador autónomo legal son las prestaciones sociales. Tienes derecho a una pensión de jubilación el día que dejes de trabajar, cuya cuantía dependerá de la base de cotización que tuvieras fijada mientras trabajabas. Tienes derecho también a una prestación social de baja por enfermedad si tu situación médica te impide trabajar, y tienes derecho a una pensión por baja de maternidad o paternidad cuando desees formar una familia.

¿QUÉ OTRAS COSAS DEBERÍAS TENER EN CUENTA?

Además de llevar al día tus impuestos y la cuota de autónomos, debes cumplir con una serie de obligaciones formales manteniendo un libro de ingresos y otro de gastos. Además de cumplir con Haciendo, te ayuda a ser consciente en todo momento de cuánto ganas y en qué inviertes tu dinero. Además, debes llevar al día el tema de la protección de datos, registrando tus ficheros y cumpliendo las medidas de protección de los datos y demás información personal de tus clientes. El tema de la protección de datos es bueno que lo consultes con tu gestor, porque no estoy 100% puesta acerca de cómo debes gestionarlo. También te recomiendo que archives las cesiones de derechos de imagen de tus clientes por fecha o por orden alfabético. En la Biblioteca de Recursos de Dear Julia puedes acceder a un modelo de cesión de derechos de imagen que puedes descargar y utilizar con tus propios clientes. Para acceder a la biblioteca puedes darte de alta en mi newsletter aquí. Otra cosa importante a tener en cuenta son los seguros: el más importante es el Seguro de Equipo, que protege tu cámara y objetivos frente a robos, extravíos o accidentes, y si tienes estudio físico también es conveniente que pienses en contratar un Seguro de Responsabilidad Civil.

Y hasta aquí los consejos sobre legalidad para fotógrafos, que en realidad son muy parecidos a los de cualquier autónomo. Por si acaso no sabes muy bien cómo emitir una factura, te he preparado un archivo PSD que puedes descargar y personalizar con tu logo y la información personal de tu cliente. Para descargarla, suscríbete a mi newsletter y tendrás acceso a una Biblioteca de Recursos protegida con contraseña en el interior de Dear Julia, donde está la factura y otros archivos y documentos que pueden serte de utilidad y que añado y renuevo periódicamente.

SUSCRÍBETE

¿Qué te ha parecido? ¿Tardaste mucho tú en darte de alta? ¡Cuéntamelo en los comentarios!

Share:
Previous Post Next Post

Igual te interesa:

17 Comments

  • Reply Laura | LUALUNERA

    Gracias por este post, tan claro y bien explicado, ya que es un tema tan complicado y a veces te encuentras tan perdida…
    En mi caso aún no sé cómo ni qué hacer, ya que tengo trabajos esporádicos y no son fijos cada mes, es una lata que nos lo pongan tan difícil :(
    Un besote

    February 23, 2016 at 00:09
    • Reply Julia Puig

      Si no llegas al salario mínimo interprofesional no hace falta que te des de alta! (Si hay meses que llegas y meses que no, puedes contabilizarlo de manera anual, que es más fácil). De todos modos investiga, que es bastante lío todo esto. ¡Gracias por pasarte guapa! <3

      February 23, 2016 at 09:06
  • Reply Ester

    Ay, de verdad, no me voy a cansar nunca de agradecerte este tipo de entradas en el blog.
    Me estás sirviendo de mucha ayuda para ir organizando mis planes a largo plazo.
    Gracias, gracias, gracias :)

    February 23, 2016 at 14:28
    • Reply Julia Puig

      ¡Cuánto me gusta leer comentarios así! Me alegro mucho de poder servir de ayuda, ¡besos guapa!

      February 23, 2016 at 18:59
  • Reply Camila

    Hola julia perdón el comentario no tiene mucho que ver con el post (que me encantó) Leo tu blog hace un tiempo y me fascina. Quería consultarte si utilizabas algún tipo de reflector o iluminación especial cuando haces sesiones en exterior! Un beso me encanta tu trabajo

    February 25, 2016 at 00:15
    • Reply Julia Puig

      ¡Hola Camila! No suelo utilizar ningún tipo de reflector en exteriores, si utilizo es cuando hago fotos en interior y no siempre, sólo cuando hago producto/elementos inmóviles. ¡Besos!

      February 25, 2016 at 09:55
  • Reply Dear Julia - Cómo compaginar tu trabajo por cuenta ajena con fotografía por cuenta propia, con Sergio Moratilla. - Dear Julia

    […] fotógrafo, un tema muy interesante y que viene muy bien como complemento al post del lunes sobre Cómo y por qué darte de alta como autónomo. Además, he incluido fotografías de su trabajo a lo largo del post, para que puedas descubrir su […]

    February 25, 2016 at 10:19
  • 1 2

    Leave a Reply